LOS SENDEROS MÁS BONITOS DE CABO DE GATA

Ven y disfruta de Cabo de Gata desde otra perspectiva

Esta es la primera entrada que escribo acerca de mi lugar favorito del mundo, no exagero,  y en el que por circunstancias tengo la suerte de estar casi perenne, con la excepción de pisar Almería para trabajar y poco más, desde hace casi un año. Para mí es una suerte enorme.

La verdad que mentiría si dijese que no me enorgullezco cada vez que digo de donde son mis padres y por ende de donde vienen mis raíces, aunque mi base esté realmente en la capital, creo que a mis 27 años he pasado más tiempo en La Isleta que en ningún otro sitio.

Para quien no lo conozca, La Isleta del Moro es un pequeño pueblo de pescadores del Parque Natural Cabo de Gata-Nijar perteneciente al término municipal de Níjar, y dónde apenas hay censados 200 habitantes, y para mí, es el cielo en la tierra.

Hay gente que no lo entiende, a la que le gusta el ruido y el movimiento intenso de la ciudad, pero a mí no, soy de pueblo, y no lo digo como algo despectivo, y aunque mi residencia oficial no esté aquí fijada, mi corazón si, y sé que siempre lo va a estar sean cuales sean las circunstancias.

En mi entorno me dicen que no alardee tanto de ello,  que no le diga a nadie donde paso mis vacaciones o mis fines de semana para que luego no vengan turistas en hordas como pasa en los meses de verano, pero para mí este lugar es un regalo y quiero que quien nos visite se sienta como en casa, porque este espacio es eso, es hogar, es buena gente, calma, paz y silencio, mucho silencio.

Si te gusta esto tanto como a mí sigue leyendo porque no te va a defraudar.

Naturaleza en estado puro

Si algunas vez has visitado Cabo de Gata, te habrás fijado, que aunque es un pequeño punto en el mapa de la península, abarca una buena extensión de terreno, cerca de 50000 hectáreas incluyendo la franja marina.

Cuenta con numerosas figuras de protección siendo parque marítimo-terrestre, zona de especial protección para las aves, es Reserva de la Biosfera por la UNESCO, zona especialmente protegida de importancia para el Mediterráneo y Geoparque, entre otras cosas.

Es un espacio que abarca desde Carboneras hasta la localidad Cabo de Gata, pasando por pequeños y encantadores pueblos que en otras entradas te descubriré porque hoy no vengo a hablar de eso, sino de los senderos que puedes recorrer a través de esta hermosa tierra de tonos ocre y clima semi desértico que engancha a todo el que la pisa. Te voy a hablar de mis 3 senderos favoritos.

Me gusta caminar, así que os voy a contar cuales son para mí y porqué los senderos más bonitos del Parque, y aunque hay muchos he elegido tres sin preferencia entre uno y otro, porque los tres me gustan por igual y no me canso de recorrerlos.

SENDERO DE REQUENA.

Dificultad: Media

Km: 6,6

Tiempo: 4 horas aprox.

Para mí el sendero más bonito, y no porque al final te encuentres con El Cortijo del Fraile, hoy ya casi en ruinas, que también, si no por la sensación que transmite el camino cuando lo recorres, es el Sendero de Requena.

Me hace sentir muchas sensaciones que luego a la vez me cuesta muchísimo expresar, y es que llegando al final te ves en medio de un camino de tierra bordeado de pitas o pitacas, como les llamamos aquí, sin más compañía que la del sol, normalmente abrasador, sobre tus hombros y el sonido intenso del silencio, roto en algún momento por ese pequeño grillo que salta delante tuya.

El sendero comienza  cerca de la Isleta, en concreto en la curva que hay justo antes de llegar a la Cala de los Toros, está bien señalizado con un cartel, además todo el camino está marcado por unos pivotes de madera que te van marcando la dirección correcta.

Este sendero discurre por un barranco que subes zigzagueando entre palmitos y pinos para llegar finalmente a los Cortijos de La Rellana.

Continuamos hacía la izquierda y un poco más adelante estad atentos porque a la derecha hay un pivote que nos marca la continuación del sendero cuando empieza a bajar hacia el barranco de Requena en el que se encuentra el cortijo que da nombre a este camino, hábitat de pastores y hoy en día abandonado por la disminución del pastoreo en la zona.

Continuando recto llegas al Cortijo del Fraile, que en sus inicios fue un convento de Frailes dominicos y después pasó a ser propiedad de los protagonistas de la famosa obra de Lorca, “Bodas de Sangre”, merece la pena llevarse un picoteo y sentarse baja el árbol que queda frente a la construcción para vislumbrarla un rato y llevarte esa imagen clavada en la retina mientras intentas imaginar la infinidad de historias que se han podido vivir entre sus muros. Ya solo nos queda deshacer el camino volviendo por el mismo sitio por el que hemos venido.

Este camino se puede hacer desde Rodalquilar, el siguiente pueblo en la línea de costa tras La Isleta, pero no es el oficial, pues pasa por los caminos del Cerro del Cinto, donde se sitúa la famosa mina de oro de este pueblo y no te recomiendo que lo hagas por tu cuenta, a pesar de que si sigues el camino y las señales de advertencias de los pozos no conlleva ningún peligro. Si quieres saber más puedes escribirme y te puedo decir alguna empresa que te pueda ayudar con este, porque esta ruta alternativa merece muchísimo la pena también.

LA ISLETA-LOS ESCULLOS

Dificultad: Baja

Km: 1,6

Tiempo: 40 minutos aproximadamente

El siguiente sendero y otro de mis favoritos, es el que va desde La Isleta a la vecina población de Los Escullos, es muy corto y sencillo y mientras lo recorres vas bordeando toda la línea costera, no tiene pérdida. Déjate llevar por el sonido del mar rompiendo en las rocas mientras la brisa fresca te invade y llena tus pulmones de aire limpio.

Una vez llegas a Los Escullos, te aconsejo que continúes por la carretera que lleva hasta la Playa del Embarcadero, pues es una cala muy solitaria, pero con unas formaciones rocosas muy chulas donde hacer snorkel es un buen plan, siempre con cuidado, pues en esta zona las corrientes son fuertes.

Este sendero es el que más he recorrido, porque lo he hecho muchísimas veces. Es el que algunos amigos y yo usamos cada verano para retomar nuestros intentos de convertirnos en runners profesionales, fracasando estrepitosamente cada temporada, pero nosotros felices, porque este es el camino donde “vamos al deporte”, como nosotros decimos, y ha sido testigo de muchas conversaciones profundas, de risas y confidencias.

SENDERO DE LOMA PELADA

Dificultad: Media

Km: 12

Tiempo: 3 horas y media

El sendero de Loma Pelada es el último de los que os recomiendo hoy, comienza en la playa del Embarcadero, en los Escullos, la que nos encontramos al final del sendero anterior.

Este sendero tiene tramos de subida pero no es excesiva, la dificultad es media.

Es el lugar por donde iba la antigua carretera que unía toda la costa hasta la localidad de San José, o sea que es allí hasta donde llegaremos, encontrándonos entre medias canteras, algún cuartel de la Guardia Civil en ruinas y alguna construcción a medio hacer. Me encanta porque vas bordeando la costa también y al final tienes una vista impresionante de San José y de toda la Bahía de los Genoveses con el Morrón al final y el horizonte azul del mar al que no le ves el fin.

Tengo un recuerdo muy guay de la primera vez que hice este sendero porque íbamos un grupo grande de amigos y algunos abandonaron por el camino, casi al empezar, otros seguimos y tuvimos la “brillante” idea de hacerlo circular volviendo por el Pozo de Los Frailes, en total como unos 20 km, llegamos muertos, pero lo compensamos con una pizza en el Restaurante Pampepato de Rodalquilar, una opción deliciosa, ya os hablaré de este sitio.

La verdad es que creo que cada vez que escribo algo de aquí hago como una especie de oda a este lugar.

Me siento feliz cada vez que cruzo el cambio de rasante de la carretera al pasar el Camping de Los Escullos, veo el mar al fondo y las palmeras y se me pone una sonrisa en la boca porque siento que llego a casa.

Y a mí el mar me tira, siempre el mar, tire de donde tire en mi historia familiar siempre está el mar de fondo.

Si tenéis alguna duda o queréis preguntarme por otros senderos o alguna otra cosa podéis escribirme a hola@truetravelovers.com.

Espero que os haya gustado y que haya sabido transmitir lo que siento cada vez que recorro esta tierra, aunque es muy difícil, lo mejor es sentirlo.

Pd: algunas de las imágenes son de mi amiga Irene podéis entrar en su cuenta de instagram y ver las fotos tan chulas que tiene, por eso tienen distintos formatos y quizás no se vean homogéneas.

¿Os gusta caminar? ¿Habéis hecho alguno de estos senderos? Contadme.

Hasta pronto.

Cristina

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *