Free Tour por el Trastevere

Rione XIII-Trastevere

En la actualidad, la ciudad de Roma está dividida en 20 distritos o municipios denominados con números romanos. El distrito I “Centro Storico” se subdivide a su vez en 22 barrios o “rioni”, “rione” en singular.

En esta entrada vengo a hablarte del “Rione” XIII o Trastevere, lugar que elegimos para hacer un free tour por una de las zonas más bonitas y animadas de la ciudad eterna.

Trastevere significa “tras el Tíber”, que es el río que cruza la ciudad. Es el barrio bohemio por excelencia y en él tienes cantidad de opciones de pubs y restaurantes pero normalmente están a tope.

Si caminas por Roma fíjate en los letreros de las calles pues es cada uno de ellos te designa el barrio en el que te encuentras.

Curiosidades del Trastevere

Decidimos hacer un free tour por este barrio porque todo el mundo te recomienda que vayas si visitas la ciudad pero realmente no es una zona donde se concentren grandes monumentos ni lugares tan conocidos como el resto de la ciudad, así que no queríamos ir y quedarnos con el mal sabor de boca de darnos un paseo pero sin si quiera saber lo que veíamos.

El barrio es una preciosidad, empedrado, como el resto de la ciudad, lleno de locales con un ambiente muy bueno y muchísima vida.

Nuestra guía nos contó la historia del barrio y de cómo ha crecido en cuestión de unos diez años, puesto que antes era un barrio marginal, se consideraba una zona exterior de la ciudad e incluso hay gente mayor que si quiera ha salido nunca del barrio.

En si origen había allí un asentamiento etrusco que a toda costa luchó contra el Imperio Romano para mantener su autonomía por lo que la ciudad de Roma le dio la espalda durante muchos años.

Nos contó también la historia de los edificios, del por que de su estructura y de cómo en muchos de los negocios se han encontrado auténticas ruinas romanas durante su remodelación, algunas han quedado ocultas otras han salido a la luz.

También que más de un 60% de la Roma antigua esta debajo del subsuelo aún por descubrir.

De cómo Santa Cecilia es muy querida en el barrio pues a pesar de ser cristiana cuando esta religión estaba prohibida no se escondió de ello, por lo que fue castigada, y de cómo hoy en día en donde estaba su casa hay un convento donde conviven dos órdenes religiosas bien distintas, muy curioso.

Marina nos descubrió también la tan conocida iglesia de santa María in Trastevere, situada en el corazón del barrio, que tristemente no pudimos visitar porque ese día, el de la Inmaculada, estaba cerrada al público puesto que había programada una actividad. Nos hablo de cómo fue la primera iglesia de la ciudad dedicada a la Virgen María y a la feminidad, pues en su fachada hay varias imágenes de vírgenes.

A grandes rasgos nos contó esto pero también mucho más que yo no os voy a descubrir y os dejo que lo descubráis si visitáis la ciudad.

Me pareció muy interesante conocer parte de la historia de este barrio que se divide en dos partes bien diferenciadas, el Trastevere más turístico lleno de cafés y restaurantes y el Trastevere “pueblo” como ellos lo llaman, de calles silenciosas, fachadas antiguas y casi oscuridad por el que menos gente se atreve a perderse.

En mi opinión es una zona que merece muchísimo la pena y a la que, si hubiese tenido tiempo, le hubiese dedicado un día entero como mínimo.

En Trastevere puedes encontrar lugares tan bonitos como la Iglesia de Santa María in Trastevere en la plaza del mismo nombre, el Mercado de Puerta Portese, la Plaza de los Mercaderes, la casa de Dante donde el poeta vivió muy poco tiempo o el Gianicolo.

Por último, tres consejos que nos dio Marina en cuanto a que restaurante elegir, pues hay cientos, fueron:

  1. Cuánto más feo mejor.
  2. No hagas caso de los locales en los que haya alguien intentado invitarte en la puerta.
  3.  Si hay mucha cola no merece tanto la pena, y de estos había varios, de hecho uno de ellos me lo habían recomendado, pero estábamos tan tan cansadas que decidimos marcharnos a la zona del hotel que estaba bastante alejada para comer allí tranquilamente sin esas aglomeraciones desmesuradas que había en Trastevere y dónde ademas cenamos riquísimo y a un muy buen precio.

Nuestra experiencia con el free tour

Nosotros reservamos nuestro tour en esta página.

La experiencia “in situ” fue buenísima, la guía, Marina, es una chica muy maja de Pamplona que lleva tres años viviendo en la ciudad, en este barrio en concreto.

Los free tour son guías gratuitas que te hacen por la zona determinada que elijas  en las que al final haces la aportación que cada uno crea conveniente, pero lee la letra pequeña porque si no asistes te cobrarán 2€ por persona ya que te piden confirmación de personas que van a asistir pues los grupos son de un máximo del 30 (al menos en esta web, se de otras que no te cobran nada)

El servicio postventa fue genial también porque hubo una confusión y nos cobraron 2€ por persona pensando que no habíamos asistido pero en seguida se pusieron en contacto conmigo, tanto la empresa como la guía y en menos de una semana tenía el dinero de vuelta en mi cuenta.

En general, recomiendo mucho la experiencia, pues es la primera vez que he hecho un free tour, pero me ha gustado mucho porque te cuentan un montón de curiosidades y cositas que de otra manera no las llegas a conocer.

PD: No tengo fotos del recorrido ni del barrio, puesto que el tour lo hicimos de noche y la verdad, me dediqué a disfrutar todo lo que pude y a enterarme de todo lo que nos contaba Marina. Solo me saqué la foto de la cabecera cuando cruzamos la Isola Tiberia rumbo a la Plaza Trilusa, punto de inicio de nuestro recorrido

¿Habéis probado los free tour? ¿Los recomendáis? ¿Conocéis Trastevere?

Hasta pronto.

Cristina

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *