Hacia una menstruación sostenible

Hola a todos, volvemos al blog una semana más. El jueves pasado no hubo post puesto que en Andalucía fue festivo y decidí tomarlo como un día de descanso. Todos sabemos que el descanso es tan importante como la actividad.

Como todos sabéis, el viernes 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. Tendremos una semana llena de actos y comenmoraciones de cara a celebrar este día. Desde este pequeño rincón quiero hacer mi humilde aportación con respecto a algo muy importante para la mujer como es su menstruación, en este caso una menstruación sostenible, ¡espero que os resulte interesante!

En general llevo ya un tiempo tratando de dirigir mi vida hacia la sostenibilidad, pero todos sabemos que no es tan sencillo como parece, aunque con pequeños gestos individuales podemos dar grandes pasos hacia un estilo de vida más sostenible, ayudando también a mejorar la sostenibilidad de nuestro planeta.

Personalmente reciclo en la medida de lo posible, he abandonado las bolsas de plástico casi al 100% e intento reutilizar tarros y recipientes de cristal. Ya sé que tener una vida sostenible es mucho más que eso, pero la verdad es que pienso que los cambios en nuestra vida hemos de implementarlos poco a poco para habituarnos y conseguir que los sostengamos en el tiempo y se conviertan en parte de nuestra rutina.

Hoy vengo a hablaros de un tema que últimamente me ronda la cabeza, y es el de tener una menstruación  más sostenible. Quizás todo lo que tenga que ver con nuestra salud sexual femenina es un tema tabú, aunque poco a poco nos vamos liberando.

¿Qué es la menstruación sostenible?

La menstruación sostenible es la manera en que la mujer puede vivir su regla de manera positiva, viéndola como algo normal y utilizando productos de higiene íntima que sean respetuosos con nuestros cuerpos y con el medio ambiente.

En cuanto a mi menstruación, el año pasado decidí dar un pequeño salto hacia la sostenibilidad y decidí empezar a usar la copa menstrual en lugar de tampones. Los tampones están envueltos en plástico en su mayoría, además el algodón que absorbe el flujo menstrual está lleno de blanqueadores que no hacen nada bueno por nosotras.

Todavía me queda un largo camino porque sigo usando compresas normales, algo que quiero cambiar más pronto que tarde, pues una mujer a lo largo de su vida y dependiendo de sus condiciones y de las condiciones de su regla puede llegar a utilizar en torno a 15.000 compresas, una barbaridad.

¿Pero, qué es la copa menstrual?

I Love my cup by The Mean Magenta

La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina y que recoge nuestro flujo menstrual, no lo absorbe como hacen los tampones, así que no produce irritación ni sequedad. En un principio podemos mostrarnos reticentes, pero os juro que es comodísima, no hace daño absolutamente y es muy suave y agradecida pues está hecha de silicona hipoalergénica que no afecta a nuestros cuerpos. Debido además a su capacidad, podemos llevarlas hasta un máximo de 12 horas.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar una copa?

  • Es reutilizable, te puede durar unos diez años. Es un ahorro enorme teniendo en cuenta que en cada regla tenemos que comprar una caja de tampones y de compresas, como mínimo. Usando la copa comprarás una y la reutilizarás a lo largo de los años. No es extremadamente barata pero la inversión merece mucho la pena. Los precios suelen rondar entre los 15 y los 35 euros.
  • Es muy limpia. Después de cada uso la lavaremos con agua fría y una vez al mes la esterilizaremos, siempre está limpia y no huele a nada.
  • La puedes usar hasta doce horas seguidas. Esto es genial si pasas muchas horas fuera de casa, es cierto que también depende de la cantidad de flujo de cada una, pero para eso hay diferentes tallas, por lo que elegiremos la que más se adecue a nuestras necesidades.
  • No afecta a nuestra salud. Como antes he dicho está hecha de silicona médica hipoalergénica, que no nos afecta para nada.

¿Qué talla elijo?

Cada mujer es diferente y cada una de nosotras tenemos una cantidad de flujo diferente, no os puedo recomendar una talla porque cada marca es diferente, lo ideal es consultar la guía de tallas de cada marca y elegir la que más se adecua a vuestras necesidades.

¿Cuál os recomiendo?

Yo solo he probado la copa menstrual de Enna Cycle y os la recomiendo 100% porque tiene aplicador para ponerla y además un hilo para quitarla de manera mucho más sencilla. Viene además con un recipiente en el que la puedes esterilizar en el microondas con un minuto de calor y donde la guardas si la llevas por ejemplo en el bolso. Ya os digo, es una maravilla, a mí me encanta. Yo elegí ésta después de un estudio intenso del mercado y creo que es la más acertada.

En otro orden de cosas, he querido compartir mi experiencia con la copa y con la menstruación sostenible porque tengo muchísimas ganas de probar las compresas reutilizables para terminar de pasarme al otro lado y salir de una vez del “lado oscuro” jeje , he leído muy buenas críticas acerca de su uso y estoy detrás de las compresas de I Love Cyclo , en esta entrada de su blog llamada Compresas de  tela ¿vuelta al pasado? explican estupendamente los beneficios de su uso y las que aproximadamente necesitamos en función de las características de nuestro ciclo.

Hasta aquí la entrada de hoy, espero que sea de utilidad para vosotras y espero haber abierto el debate en torno a este tema para que podamos compartir entre todas nuestros trucos y lo que mejor nos funciona, pues tened en cuenta que una mujer tiene la regla durante aproximadamente 40 años de su vida, son muchos años, así que aprendamos a vivir con nuestra menstruación y a vivirla de una manera normalizada, cuidándonos y tratándonos lo mejor posible a nosotras mismas y también eligiendo lo más beneficios para nuestra salud. La menstruación es signo de salud, es signo de vida, ¡así que veámosla como algo positivo y no como lo peor que nos puede pasar cada mes!.

¿Vosotras utilizáis copa menstrual? ¿Sois conscientes con vuestra menstruación?¿Habéis oído hablar de la menstruación sostenible?

Hasta pronto.

Cristina.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *